Un atleta argentino fue tercero en el Ironman de Mar del Plata

El triatleta argentino Mario De Elías se subió al podio en el South American Championship Ironman Mar del Plata al finalizar en el tercer lugar.

La competencia, que entregó 75 plazas para el Mundial de Kona (Hawai), fue disputada en la ciudad costera y contó con la inscripción de alrededor de mil corredores y tuvo al atleta rionegrino de 34 años como el mejor de los argentinos.

La prueba fue ganada por Michael Weiss, de Austria, con una marca de 7h30m23s. El segundo fue Matt Hanson, de Estados Unidos, con un tiempo de 7h39m47s. En tanto, De Elías cruzó la meta en 7h42m22s.

Entre las damas, la australiana Sarah Crowley se impuso en 8h20m17s, escoltada por Susie Cheetham (Gran Bretaña), con 8h23m40s, y la finlandesa Minna Koistinen (8h28m57s).

La mejor argentina en participar fue la marplatense Bárbara Buenahora (la única que ganó un Ironman), que en su regreso a la competencia tras ser madre registró 9h28m19s.

Debido a las condiciones climáticas y la temperatura del agua, se definió por la mañana acortar el circuito aeróbico, con una distancia de 1.5k. Además, los triatletas debieron recorrer 180k en bicicleta y 42k de running.

La premiación estuvo a cargo del intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, el Subsecretario de Deportes de la Provincia, Pablo Fuentes, el titular del EMDER, Carlos López Silva, el Secretario de Gobierno de la ciudad, Alejandro Vicente, la presidenta del EMTUR, Gabriela Magnoler, y el titular de IRONMAN Argentina, Mariano Patrone.

Antes de la prueba, se realizó un minuto de silencio en homenaje a los submarinistas del ARA San Juan y por el atleta brasileño fallecido de un ataque cardíaco un par de días atrás previo a la competencia.

Bajo la organización de Event Live, la próxima competencia será el IRONMAN 70.3 Bariloche, el próximo 10 de marzo.

En cuanto al recorrido, la popular Playa Bristol marplatense se convirtió en un escenario ideal para el inicio. Los atletas iniciaron la travesía a las 6 am con un circuito acuático en el Océano Atlántico.

Tras finalizar la primera etapa de la prueba y superar el área de transición bajo aplausos de un muy buen marco de espectadores, llegó el momento de la acción en bicicleta, con un recorrido de 180 kilómetros dividido en tres vueltas de 60. Los primeros metros tomaron forma frente al Gran Hotel Provincial, para iniciar un trayecto siempre junto a la costa y con vista al mar hasta llegar a Santa Clara, regresando hasta el Puerto y cerrando el giro nuevamente en el Hotel.

Los 42 kilómetros de running le dieron al cierre perfecto a la competencia, con un circuito con variedad de niveles que se extendió por la ciudad sobre el Boulevard Marítimo Peralta Ramos y tuvo a la Playa Varese y el Museo del Mar como alguno de los lugares más pintorescos del recorrido. Siempre por la costa de la ciudad, el evento cerró con los atletas llegando a la meta en la mítica Rambla marplatense, con los Lobos Marinos como testigos privilegiados de la finalización.