Tres delincuentes se llevaron a un bebé y lo abandonaron a la vuelta de la casa que asaltaron

Una joven de 26 años denunció que tres delincuentes ingresaron en su casa de Ituzaingó al 3400, exigieron dinero en efectivo y secuestraron a su bebé de un año. Luego fue abandonado en la puerta de una vivienda que está a la vuelta. El chiquito estuvo dos horas solo hasta que fue encontrado por el dueño de casa, quien dio aviso a la policía. Interviene la Justicia federal.

De acuerdo a la denuncia realizada por la víctima, dos hombres y una mujer entraron en su casa y bajo amenaza de muerte con un arma de fuego le exigieron plata. Como dijo que no tenía, tomaron a su hijo de un año y se lo llevaron.

El ingreso en el domicilio de Ituzaingó al 3400 se dio a las 4 de este miércoles, según informó a Radio 2 la directora de Inteligencia Criminal y Estratégica de la Policía de Investigaciones (PDI), Silvina Pait. Agregó que al 911 entró un llamado que dio cuenta de la desaparición del bebé.

El pequeño fue encontrado en la puerta de una casa de Cafferata y pasaje Gordillo. El dueño de esa casa, llamado Andrés, relató que halló al chiquito «con un bucito celeste y una mantita». «Me tocaron timbre a las 4.30. No vi ni escuché nada. A las 6.30 un vecino me avisó que tenía un bebé en la puerta de mi casa. Llamé al 911 y cuando bajé ya estaban acá los móviles», finalizó.