Tratamiento en las Enfermedades Cardiovasculares

Con las herramientas que hoy disponemos podríamos controlar la hipertensión, en al menos el 80 al 90 % de los casos. Siempre hay casos de hipertensión resistentes. Su pregunta plantea la problemática del lado del paciente, aunque la misma tenga múltiples facetas. Una de las facetas es el paciente; otra es el propio médico; otra, los proveedores de la salud, es decir, los financiadores de la salud; ponerlas solos del lado del paciente es una simplificación.

Hace años hicimos una encuesta entre pacientes que habían recibido una angioplastia coronaria o cerebral, para saber si estaban recibiendo tratamiento adecuado y nos encontramos con que un magro 7% cumplía con los criterios del tratamiento adecuado.

Primero, los médicos tenemos que llevar a la práctica lo que el conocimiento científico nos está brindando. Ser conscientes que disponiendo de los tratamientos adecuados, sólo debemos ponerlo en acto. No siempre todos los médicos aplicamos todo aquello que disponemos: indicamos dosis insuficientes de medicamentos y asociaciones insuficientes, por lo que tendremos que rever nuestras conductas.

En cuanto a los financiadores de sistema de salud deberían cuidar la accesibilidad de los pacientes a la comunicación para la prevención, a los medios de diagnósticos, a los tratamientos y a los cuidados necesarios como la rehabilitación. Estos financiadores deben aceptar para sus afiliados las combinaciones de fármacos de acción prolongada en un solo comprimido, cuya indicación cuenta con evidencia científica.

En nuestro país, aproximadamente el 50% de los pacientes se asiste en el Sistema Público de Salud, con tendencia a incrementarse en el futuro por pérdidas de puestos laborales y de su cobertura médica. En cuanto a la accesibilidad a los tratamientos debo decirles que no existen combinaciones de fármacos en dosis fijas; solamente existe el tratamiento con monoterapia.

En el último congreso internacional, presentamos un trabajo que marca que en nuestro país en el tratamiento de la hipertensión, el 73% de los pacientes hipertensos son tratados con monoterapia y alrededor del 30% con combinaciones de fármacos, de los cuales sólo el 8% es con dosis fijas.