Todas las alarmas encendidas en la provincia por el desempleo

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Las cifras de desempleo publicadas en la semana por el Indec y la situación del complejo industrial del sur provincial encendieron todas las alarmas en el gobierno santafesino. “El contexto no ayuda a la creación de empleo”, admitió el ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini, al tiempo que aseguró que “en Santa Fe hay conciencia de que hay que defender el trabajo”. De todos modos, reconoció que “todavía no vemos la salida de esta situación de recesión”.

Genesini remarcó que gracias a los acuerdos alcanzados entre empresas y sindicatos se lograron preservar fuentes laborales en el sector industrial, golpeado por la caída de ventas, los tarifazos, las tasas de interés por las nubes y la apertura de importaciones. En ese sentido, el funcionario provincial destacó “el esfuerzo que hacen empresarios y sindicatos para que no se pierdan fuentes de trabajo”.

Desde fines de 2015, según datos de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), cerraron 441 industrias en la provincia de Santa Fe. Y en las últimas semanas, tras la corrida cambiaria y la devaluación del paso, las grandes firmas del sur provincial –como General Motors y Electrolux– empezaron a tomar decisiones drásticas, como la suspensión de turnos de producción y el adelantamiento de las licencias de vacaciones.

Si bien el último dato del Indec muestra que la desocupación subió al 9,6% a nivel nacional en el segundo trimestre del año, en el Gran Rosario fue del 8%: un 1,2% por debajo del primer trimestre. En el sector industrial hay 200 empresas, que emplean a 15 mil personas, que iniciaron procedimientos preventivos de crisis ante el Ministerio de Trabajo.

Por eso, Genesini señaló en declaraciones a Radio 2 que los datos de desempleo hay que tomarlos con pinzas: “Estamos con una tasa que bajó en un poquito más de un punto, pero hay que ver primero que corresponde al segundo trimestre, cuando todavía no se había desatado el escenario recesivo con la corrida cambiaria y la disparada de los precios. Hay muchas empresas que están en problemas; nos estamos ocupando junto a empleadores y sindicatos y a través de acuerdo se lograron mantener muchos puestos de trabajo”.

“Permanentemente estamos hablando con empresas que fueron buscando alternativas con procedimientos preventivos de crisis, con acuerdos. Cuando se acentúan las crisis, son más los puestos de trabajo que se pierden que los que se generan. Los empresarios con los que nos reunimos entienden que en este momento lo peor que pueden hacer es echar gente, los sindicatos también defienden a sus trabajadores pero con amplitud de propuestas; eso es lo que está pasando en Santa Fe”.

Evitar despidos

Para evitar despidos masivos, las grandes industrias de la región apelaron a una combinación de suspensiones, reducción de turnos y vacaciones adelantadas. En las últimas semanas se inscribieron en esa lista las firmas Electrolux (Rosario), General Motors (Alvear), Honda Guerrero (San Lorenzo), Vasalli (Firmt), Helvética (Cañada de Gómez), Síntesis Química (Fighiera) y Metalsur (Villa Gobernador Gálvez), entre otras.

“Rosario tiene una tasa de actividad importante, sobre todo en el ámbito privado, se nota esa dinámica”, describió Genesini al diferenciar la situación del sur provincial de “otros aglomerados que están en una situación de mucho desaliento, con gente que no está buscando trabajo, y eso se ve reflejado negativamente en el informe del Indec”.

“Las expectativas de los empresarios están puestas en mantener el plantel de trabajadores, el esfuerzo está apuntado allí. Después puede haber sectores con ciertos repuntes que pueden tomar personal”, concluyó el ministro.