Solicitan el tratamiento de la «Ley de Cardiopatías Congenitas»

En la semana de la protección integral de personas con cardiopatías congénitas, Calvo considera importante impulsar el proyecto de ley para proteger a las personas que padecen esta enfermedad, contemplando la promoción de un diagnóstico temprano, indispensable en este tipo de afección, y buscando que las personas afectadas tengan garantía de cobertura tanto en el sistema de salud pública como privada, el acceso a centros de alta complejidad y la garantía en los traslados que esta condición necesita.
El proyecto de ley N° 410-D-2018 “Protección Integral de las Personas con Cardiopatías Congénitas” que se encuentra para su tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación, tiene por objeto proteger, garantizar y hacer operativos integralmente todos los derechos de las personas con padecimientos cardíacos congénitos o adquiridos de conformidad con los Derechos Humanos. El padecimiento de esta patología lleva consigo (en un alto porcentaje) cierto grado de discapacidad por el que, el sistema normativo, debe dar una respuesta adecuada e integral para el ejercicio pleno de los derechos de muchos padres.
Es así que Calvo, a través de un proyecto de comunicación aprobado en sesión extraordinaria de la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe, solicitó al Poder Ejecutivo que se dirija a los diputados nacionales para agilizar el debate y tratamiento de este proyecto de ley.
En Rafaela el próximo domingo en el punto sano de la ciclovía de Estanislao del Campo estarán presentes desde las 18 horas un grupo de madres con hijos que conviven con esta enfermedad y que tienen como objetivo visibilizar y concientizar a la población.
Las últimas estadísticas indican que en la Argentina nacen más de 7 mil bebés por año con alguna cardiopatía congénita, de los cuales, cerca de 7 de cada 10 requieren algún tipo de intervención, y la mitad de ellos, de alta complejidad, lo que hace necesaria una ley nacional.
De las anomalías que pueden llegar a tener los bebés al nacer, las cardiopatías congénitas son las más comunes. Cada año, nacen más de un millón de bebés en el mundo con esta enfermedad, que deben someterse a cirugías reparadoras. Es la segunda causa de muerte en el mundo en menores de 1 año, por lo cual el senador provincial plantea la necesidad de que se concientice a la ciudadanía al respecto.
Más del 90% de las cardiopatías puede solucionarse con una evaluación prenatal. Según un informe elaborado en el Primer Encuentro Argentino de trabajo en Cardiopatías congénitas, el 50% de los bebés que nacen con este mal requieren de algún tipo de intervención, con resolución completa de la enfermedad en casi dos tercios de los casos.
Por último, Calvo asegura que lo más importante es el derecho a saber de la familia, y que el grupo primario cuente con la información necesaria para tomar su decisión.