Roque Alfaro, tras su momento más duro: “Estuve al lado del arpa”

Roque Raúl Alfaro, uno de los mejores futbolistas del fútbol argentino en la década de los 80, habló por primera vez luego de las operaciones y de la larga internación que tuvo que atravesar por un tumor que le descubrieron en el recto.

“Estuve al lado del arpa, pero Dios esta vez no quiso”, describió.

“Yo estaba en Crespo viviendo y trabajando, y me detectaron un tumor en el recto, con manchas en el intestino. Desde un primer momento pedí hablar con el doctor Hugo Tano, que es mi amigo”.

“En la cirugía me sacaron parte del estómago, pero luego tuve una trombosis aguda total que requirió de otra cirugía que fue muy dura pero que me salvó la vida”.

“Lo que siempre me decía el doctor Tano era que no quería complicarme la vida hasta llegar a la operación, era casi un paciente de lujo en el hospital”.

“Me tengo que cuidar mucho y realmente me cuido, he entendido lo que tengo que hacer. Perdí kilos de una manera exagerada; no comía. Pero después entendí que si quería salir, dependía de mí”.

“Enzo Francescoli me quizo llevar a Buenos Aires, me dijo que tenía a River a disposición, pero yo le dije que estaba en el lugar que quería estar, que acá tenía toda la contención y la atención necesaria”.

“Hay que destacar lo que es la salud pública en esta ciudad y en esta provincia, la atención que yo recibí fue maravillosa”.

“Todos los médicos estuvieron a mi disposición; yo nunca pregunté lo que me tenían que hacer, me puse a disposición y confié en ellos”.

“Mi estómago está reducido, entonces voy comiendo salteado”, contó. Y añadió que “físicamente voy recuperando cosas. Por ejemplo, hace un tiempo yo notaba que mis gemelos habían desaparecido y ahora aparecieron de nuevo”.

“Día a día me voy sintiendo mejor. Esto es todo nuevo para mí, yo nunca había estado enfermo ni lesionado y de un día para otro me vi en una cama sin ganas de hacer nada”.