¿Por qué el IPC se difunde dos semanas después de finalizado el mes de referencia?

El próximo jueves 15 de noviembre, el INDEC difundirá los resultados de octubre del índice de precios al consumidor (IPC) con cobertura nacional. ¿Cuál es el criterio utilizado para que se conozca alrededor de 10 días hábiles luego de finalizado el mes de recolección de precios?

Cuando se publica un indicador, el intervalo de tiempo desde el período de referencia hasta la presentación pública de resultados indica si el producto es oportuno con respecto a la demanda de los usuarios. Para ello, se toma como referencia, entre otras recomendaciones, la tabla de periodicidad y puntualidad de las Normas Especiales para la Divulgación de Datos del FMI. Según este estándar, al cual el INDEC suscribe desde 1996, los datos del IPC deben publicarse con frecuencia mensual y con no más de un mes de desfase desde el fin del período de referencia.

Gran parte de los institutos oficiales de estadística del mundo pautan su calendario de difusión con el mismo criterio. Si tomamos como ejemplo los índices de precios al consumidor de países miembros de la OCDE, se observa que Alemania difundirá datos de octubre el 13/11; EEUU,EspañaFinlandiaFrancia y Reino Unido lo harán el 14; Israel, el 15; Austria e Italia, el 16; y Japón, el 22.

En el INDEC, tal como ocurre en otros organismos oficiales de estadística, la simple disponibilidad del dato no es el único elemento que se toma en cuenta para la difusión de un indicador porque, además de garantizar la calidad de su producción, debe prever su utilización, en tanto información oficial, para la toma de decisiones públicas o privadas.

Por lo tanto, en observancia de normas nacionales y buenas prácticas acordadas internacionalmente, se sigue un protocolo específico que contiene las dimensiones clave de calidad de las estadísticas: la oportunidad y la puntualidad. Su propósito está detallado también en laRecomendación del Consejo de la OCDE sobre buenas prácticas estadísticas, a la que la Argentina adhiere.

Atender el principio de oportunidad implica la búsqueda permanente de equilibrio entre el cumplimiento de criterios técnicos que garanticen estándares de calidad –lo cual requiere de análisis, controles, revisiones, edición y preparación de contenidos en formatos diversos– y lapresentación de resultados en los plazos más breves posibles para todos los usuarios en igualdad de acceso.

La puntualidad, por su parte, se puede controlar a través del calendario de difusión que el INDEC hace público con anticipación anual en horario fijo. Esto quiere decir que la fecha del próximo informe IPC pudo ser agendada por los usuarios desde el mes de octubre de 2017, y hoy ya sabenque los resultados del índice de precios al consumidor de septiembre de 2019 se difundirán el 16/10/19 a las 16:00.

Así se asegura previsibilidad y se garantiza que el momento de la publicación de resultados no esté determinado por el contenido de la publicación ni por otros factores externos. Esto último constituye el núcleo de la independencia e integridad del sistema de estadísticas oficiales.

Además, se debe tener en cuenta que el IPC nacional del INDEC se construye a partir del relevamiento de precios que se lleva a cabo, con definiciones metodológicas homogéneas para todo el territorio, en el marco de los convenios que el INDEC sostiene con las direccionesprovinciales de estadística. Recordemos que, desde 2017, el Instituto difunde por primera vez un indicador con cobertura nacional que presenta resultados desagregados para cada región estadística del país.

Esto implica una enorme tarea de coordinación en las 24 jurisdicciones, donde todos los días hábiles de cada mes se relevan alrededor de 350 mil precios distribuidos en los diferentes puntos de recolección. Además, existe un grupo de precios que se obtienen consultando cuadros tarifarios o información provista por entes reguladores y otras instituciones nacionales y provinciales, mediante consultas telefónicas o vía correo electrónico.

Finalmente, el IPC refleja los cambios en los precios que enfrentan los hogares al adquirir un producto o servicio, disponible para su entrega o uso al momento del contacto o visita del encuestador. Esto excluye la toma de precios mediante sistemas que no permiten la verificación de disponibilidad efectiva, aunque se encuentren ofrecidos en el mercado, como precios de productos publicados en sitios de internet o tiendas online que no cuentan con stock para entrega inmediata.