Perotti pide congelar el pase a planta de contratados

En una nota firmada por tres de los referentes de su equipo de trabajo, el gobierno entrante pide a la actual administración una serie de datos concretos y advierte sobre la situación de los contratados.

Tres de los integrantes del equipo de Omar Perotti enviaron una nota al actual ministro de Gobierno de la Provincia Pablo Farías, que despierta suspicacias en torno a la buena convivencia que hasta ahora se había visto en el traspaso entre gestiones.

La misiva está firmada por los legisladores Alcides Calvo y Roberto Mirabella; y por el ex ministro Coordinador Rubén Michlig. Conmienza hablando de “la necesidad de contar con el mutuo respeto de la partes para llevar adelante el proceso de transición” y reclama información que, según se indica, se viene solicitando desde el 3 de julio.

Lo que el equipo de Perotti busca es conocer en detalle: obras públicas licitadas y en trámite; anticipos de coparticipación requeridos y pendientes de transferencia; préstamos a municipios y comunas; juicios y reclamos administrativos en trámite contra la Provincia.

Los contratados

“Reiteramos lo que oportunamente expresarámos en reuniones anteriores respecto a la necesidad de que no se avance durante este período con trámites administrativos correspondiente a designaciones de planta permanente”, dice, tajante, el texto recibido por Farías.

En el mismo pedido incluye “subrogancias, reencasillamientos, traslados, asignación de funciones y creación de estructuras a favor de actuales funcionarios políticos”.

Finalmente, en cuanto a “los pases a planta ya en proceso”, se exige que se hagan con el aval de una ley aprobada por la Legislatura santafesina.

Al respecto de la nota, el diputado provincial Leandro Busatto precisó que “es la reiteración de lo que pedimos al ministro de Gobierno, Pablo Farías, cuando tuvimos la primera reunión por la transición el 3 de julio. Estos puntos no se cumpieron integramente luego de eso, por lo que presentamos este escrito “.

El legislador mostró preocupación por “la situación patrimonial de la provincia” en relación a la deuda por coparticipación que la Nación mantiene con Santa Fe.

“Lo que pretendemos es tener el mayor conocimiento posible para que nosotros también podamos diseñar una estrategia judicial para que los intereses de la provincia se defiendan mejor”, remarcó, y agregó: “Parece que un traspaso de mando es algo más polìtico que institucional, pero hay que revertir esa idea y tener mayor naturalidad y tener menos especualciones políticas”.