Peligra en Rafaela una licitación clave para ampliar el relleno sanitario

La devaluación del peso frente al dólar, la incertidumbre en torno a la evolución de la inflación y de la situación económica en general del país, está causando serios problemas a la administración del Municipio. Hay compras que no se pueden realizar por falta de cotizaciones, o porque los proveedores no aceptan las condiciones que regularmente ofrece el Estado cuando realiza sus compras, sea por los mecanismos administrativos que reglamentan las ordenanzas y normas vigentes, o sea por los plazos de pago que fija el propio Estado.

Ayer se sumó otra preocupación: la empresa Coripa, adjudicataria de la licitación convocada para la construcción de 900 metros cuadrados de celda destinados a depósito de residuos sólidos en el Relleno Sanitario, no aceptaría la adjudicación en los términos planteados en los pliegos.

La obra representa la adecuación de una cuarta parte de la segunda celda que se está utilizando actualmente y originalmente se le fijó un presupuesto del orden de los 9 millones de pesos. Los trabajos que se deberán realizar consisten en la solidificación de piso, colocación de membrana protectora, cobertura de la misma con tierra e instalación de bocas de registro para sustracción de líquidos emanados de los sólidos y mediciones de napas.