Lucio Cereseto : “No nos tenemos que relajar”

Central Córdoba de Rosario terminó con la mala racha hace un tiempo, pero nada iba a estar terminado hasta que consiguiera un triunfo en el Gabino Sosa. Esa victoria llegó el fin de semana, cuando el Charrúa venció en casa a Sportivo Italiano por 2-1 y Lucio Cereseto volvió a convertir.

“Fue un partido como el que esperaba yo: un partido de ida y vuelta, de muchas ocasiones de gol. Creo que fue escaso el resultado, porque los dos equipos tuvimos muchísimas situaciones de gol. Gracias a Dios fuimos nosotros los que concretamos más. Fue un partido intenso, complicado para nosotros, y abierto”.

“La racha de resultados negativos se cortó, pero no nos tenemos que relajar. Tenemos que seguir mirando para adelante, partido tras partido, porque esto recién comienzo. Si bien la racha se cortó, tenemos que seguir proyectando cada partido para seguir sacando puntos”.

“Teníamos una deuda muy grande de local, porque no sólo habíamos perdido los primeros dos y empatado el tercero, sino que estábamos en deuda con el gol también. No habíamos convertido en los tres partidos de local y ayer fuimos con todo, salimos a buscar el gol. Se dio temprano, cortamos esa racha y la verdad que era importante ganar en casa para darle una alegría a la gente y un respiro a nosotros, que lo veníamos necesitando”.

“La conversión de los goles es un cúmulo de cosas, un conjunto de virtudes que se da en el equipo. Por ahí soy de los últimos jugadores, de terminación, y se da por eso, pero el equipo está funcionando cada vez mejor, de menos a más, desde el orden”.

“En lo personal uno tiene situaciones de gol porque el equipo lo permite, porque el equipo lo crea. A veces se hace más fáciles cuando tenes jugadores que buscan el ataque, que son intensos, que son verticales. Creo que en ese sentido vamos mejorando partido a partido”.

“Todos los partidos son complicados. Alem es una cancha difícil, un equipo que viene arriba. Nosotros tenemos que ver las cualidades de ellos, pero más que nada ir aceitando y acertando nuestras propias convicciones, nuestro funcionamiento. Dependemos de nosotros mismos, lo demostramos. Cuando estamos mal no se dan las cosas, y ahora que venimos mejorando vamos buscando acertar lo más que se pueda en ataque, ser firmes abajo y nosotros pensamos en eso. El partido lo tenemos que imaginar desde la perspectiva de lo que podemos dar. No nos sobra nada, pero nos está alcanzando para sacar a Central Córdoba del fondo e ir paso a paso en este torneo”.