Los bebés nacidos por cesárea tienen tienen más riesgo de infección

Los bebés que nacen por cesárea tienen bacterias intestinales que difieren de los que lo hacen por parto natural y son más propensos a la colonización por bacterias que pueden causar enfermedades, según un estudio que publica Nature. La investigación confirma trabajos anteriores que sugieren que el modo de dar a luz es un factor importante que configura la microbiota intestinal en las primeras semanas de vida.

El estudio lo firman expertos del Instituto Wellcome Sanger (del Universitity College de Londres) y de la Universidad Birmingham. Han observado que los bebés nacidos por vía vaginal obtenían la mayor parte de las bacterias intestinales de su madre. En el caso de nacimiento por cesárea, los niños tenían en el intestino más bacterias asociadas con el entorno hospitalario y «eran más propensos a tener resistencia los antimicrobianos», tal como consignó el portal 20minutos.es.

Sin embargo, la vicepresidenta del Real Colegio británico de Obstetricistas y Ginecólogos, Alison Wright, señaló que no creen que «este estudio deba disuadir a la mujeres de someterse a una cesárea», un procedimiento que «salva vidas y puede ser la opción correcta para una mujer y su bebé».

El estudio usó 1.679 muestras de microbiota de casi 6.000 bebés sanos y sus madres. Las muestras fecales se recogieron de los niños a los cuatro, siete o 21 días y de algunos se hizo un seguimiento durante un año.