La provincia dejará de percibir unos 7 mil millones de pesos de Nación

Los recortes de Nación en diferentes áreas, como por ejemplo transporte, traen consecuencias en las arcas del Estado provincial. “La crisis económica también está afectando en las recaudaciones públicas”, reconoció Pablo Farías, ministro de Gobierno de Santa Fe.

“Es muy complicado poder asumir los recortes con presupuesto provincial. No sobran recursos.”, reconoció el ministro de Gobierno provincial Pablo Farías.

“Para nada tenemos una situación de excedente para poder asumir los miles de millones que se estarían quitando para el año que viene”, completó el funcionario.

A la vez que aseguró: “Estamos convencidos de que estamos administrando bien los recursos en la provincia. Gracias a eso seguimos manteniendo un buen ritmo de la obra pública. Seguimos manteniendo las políticas sociales en la provincia e incluso haciendonos cargo de una situación de crisis creciente”.

“Estamos hablando de entre seis y seite mil millones de pesos, tomando costos de 2018. Hay que ver cómo se plantea en 2019”, detalló el ministro provincial. La cifra está conformada por el descuento de Camesa -la mayorista energética- de dos mil millones al año, los 2.300 millones para transporte y un monto similar correspondiente al Fondo Sojero.

“Tendremos que ver cómo hacemos para discutir con el Gobierno de qué manera se compensan esos recursos. Y en segundo lugar cómo afrentamos desde la provincia el sostenimiento de políticas como el transporte o la quita de subsidios a la electricidad”.

Con respecto al dólar, Farías dijo que esto provocó un incremento por ejemplo en los insumos para obra pública, lo que “va a afectar en los gastos presupuestarios”. “Pero vamos a seguir sosteniendo el ritmo de obra pública, y también estamos sosteniendo las fuentes de trabajo que hoy son fundamentales. Siempre priorizando los gastos más importantes para la provincia”, aclaró.