La intendenta Fein pidió una auditoría de su gestión

Con la intención de exhibir una clara señal de transparencia, la intendenta Mónica Fein solicitó formalmente ayer la realización de una auditoría sobre el estado de situación económica y financiera de la Municipalidad, teniendo en cuenta el cambio de gestión que se desarrollará el próximo 10 de diciembre y la culminación de su segundo mandato a cargo del Ejecutivo local.

El pedido de la mandataria se efectuó ante la presidenta del Tribunal Municipal de Cuentas, María Inés Velázquez.

De esta manera, la intendenta impulsó este pedido de auditoría con fecha de corte al 30 de noviembre de 2019 al Tribunal Municipal de Cuentas, debido a su carácter de órgano de contralor externo, y en correspondencia al marco de las competencias incluidas en la ordenanza Nº 7767.

«Ante el inminente cierre de mi gestión y el profundo convencimiento de que la transparencia es un pilar fundamental de la democracia, acabo de enviarle una carta al Tribunal Municipal de Cuentas solicitándole una auditoría con fecha de corte al 30 de noviembre del 2019», subrayó ayer Fein.

De acuerdo al comunicado, la esencia de su propósito radica en otorgarle un escenario de mayor claridad al próximo período de gestión a cargó de la Intendencia, que recaerá en manos de Pablo Javkin, quien ganó las elecciones generales.

«Siempre estuve convencida de que el principio de transparencia en la gestión pública es realmente uno de los pilares sobre los que se asienta esta forma de gobierno democrática y el control de los actos de gobierno un requisito esencial del sistema republicano», se encargó de remarcar la intendenta.

Asimismo, por esa misma vía solicitó además que el resultado de la auditoría sea informado al Ejecutivo y al Concejo Municipal para que «pueda ser conocido por todos los habitantes de la ciudad de Rosario, destinatarios naturales de las políticas públicas».

A media tarde y a través de su cuenta en la red social Twitter, la intendenta hizo pública esta determinación y subrayó: «Desde el primer día de mi gestión hemos entendido que la rendición de cuentas y la transparencia de los números son una obligación que tenemos quienes hemos sido elegidos por el pueblo para gobernar».

Transparencia

Con este gesto, la intendenta Fein busca reafirmar el compromiso con la transparencia en la administración pública.

«Pretendemos que esto sirva para que todos los vecinos conozcan la situación económica y financiera del municipio», expresó la mandataria local.

Este relevamiento de carácter formal le servirá al próximo intendente, Pablo Javkin, como plataforma de largada a un nuevo ciclo político en la ciudad de Rosario, al que arriba luego de 30 años de administraciones socialistas.

De extracción radical, Javkin tratará de darle nuevos bríos y una impronta propia a la Intendencia rosarina.

El desafío no será sencillo por el contexto económico y social que atraviesa el país, y que se refleja con crudeza en la mayoría de las localidades.