Imputaron a cuatro de los penitenciarios ligados a la masiva fuga en la autopista

En un marco de profundo hermetismo oficial, y en una audiencia con ribetes más secretos que públicos, cuatro de los diez guardias del Servicio Penitenciario (SP) a cargo de custodiar a los nueve presos que dos semanas atrás se fugaron del vehículo que los trasladaba a la cárcel de Coronda fueron imputados ayer como coautores de «facilitamiento de evasión en su calidad de funcionarios públicos». Según confirmaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) fueron imputados en libertad por la fiscal de Violencia Institucional Carina Bartocci en una audiencia que —se argumentó— no fue ante un juez porque no había medidas cautelares para tratar.

Los voceros indicaron que «los seis agentes restantes serán imputados bajo la misma modalidad en los próximos días» y que aún «se aguardan medidas para corroborar la mecánica de los hechos», en alusión a pericias para establecer si las esposas que llevaban los reclusos «fueron falseadas, si se abrieron con algún elemento o si estaban mal colocadas».