Imputan por portación ilegal de arma al hijo de un sindicalista

Un hijo de Marcelo «Pipi» Andrada, secretario general del Sindicato de Recolección y Barrido de Rosario, fue detenido junto con un afiliado de ese gremio luego de que, en un control policial de tránsito, se hallara en poder de ambos un arma de fuego. Tanto Guido Andrada, de 21 años, como Sandro Maidana, de 37, fueron demorados y serán imputados hoy —en principio por portación ilegítima de arma de guerra— por el fiscal de Flagrancia Iván Enríquez.

La tarde del viernes efectivos del Comando Radioeléctrico decidieron detener el paso de un Honda Civic que circulaba por Juan B. Justo y Campbell —Andrada iba al volante— para requisar el rodado e identificar a sus ocupantes. En ese marco se secuestró del bolsillo de la campera de Maidana una pistola automática Tanfoglio calibre 9 milímetros «apta para el disparo» con numeración a la vista y 15 cartuchos en el cargador y uno en la recámara. También se incautaron tarjetas de débito y de crédito, varios cheques por el valor de 19.800 pesos y 506 pesos en efectivo.

Al intercambiar datos con el sistema OJO se determinó que cuatro meses atrás Maidana había sido condenado a dos años y medio de ejecución condicional por balear y golpear a un automovilista. La pena, de ejecución condicional, fue resuelta el pasado 22 de mayo sobre un hecho ocurrido en 2017 cuando tres personas, entre ellas Maidana, se cruzaron frente al Fiat Spazio conducido por Marcelo F. y luego de una discusión le dispararon a las piernas. Como consecuencia de esa heridas, Marcelo F. sufrió la amputación parcial de su pierna derecha.