¿Hay avances en materia de anticoncepción oral?

La píldora anticonceptiva oral combinada (PAOC), también conocida como pastilla anticonceptiva o popularmente como «la píldora», es un medicamento que contiene diversas hormonas, y se utiliza como anticonceptivo, para evitar el embarazo. La píldora comenzó a utilizarse como anticonceptivo en la década de 1960 en los Estados Unidos, y es un método anticonceptivo muy popular. Es utilizada por más de 100 millones de mujeres en todo el mundo y casi 12 millones en los Estados Unidos.

La píldora anticonceptiva oral combinada no protege contra las infecciones de transmisión sexual como el VIH (SIDA), clamidia, herpes genital, condiloma acuminado, gonorrea, hepatitis B y sífilis. Para lograr protección contra las infecciones de transmisión sexual es necesario utilizar preservativo.

Con esta información, rosario3.com entrevistó al doctor Gustavo Botti, quien nos decía que ha habido un largo camino en la anticoncepción. “La anticoncepción hormonal oral se inició en los años ´60. Se van a cumplir 60 años de la aprobación por la Food and DrugAdministracion (F.D.A) de la primera píldora anticonceptiva. Este hecho fue muy importante ya que permitió a las mujeres separar su vida sexual de la maternidad. Fue un hito importante para las mujeres a las que la píldora les permitió desarrollar una vida sexual plena.

Estamos refiriéndonos a la anticoncepción hormonal oral, que es la anticoncepción de elección en los países desarrollados y la tercera en los países en desarrollo.

Claro que también existen otros métodos anticonceptivos como el preservativo, el DIU; y otros métodos alternativos; la ligadura tubárica, la vasectomía; pero el más popular es el anticonceptivo oral hormonal.

Ha habido muchos avances; desde aquél primer anticonceptivo que tenía una concentración muy alta de hormonas, y que por eso producía una serie de efectos colaterales como cefaleas, edemas y otros. Todos ellos se han ido morigerando, ya que las dosis de estrógenos hoy son mínimas; además, se han sintetizado progestágenos de segunda, tercera y cuarta generación, todo lo cual ha llevado a producir anticonceptivos orales de gran eficacia y con mínimos efectos colaterales.

Estos nuevos anticonceptivos aportan efectos benéficos, por ejemplo en mujeres con endometriosis mejora el dolor; en mujeres con poliquistosis ovárica, favorece la  regularización de los ciclos. Para las mujeres que reportan problemas de piel como acné, exceso de vellos, disponemos de anticonceptivos que, además, se utilizan como tratamientos para esos casos. En el caso del  síndrome premenstrual que afecta el humor en algunas mujeres, en la última etapa del ciclo, estos anticonceptivos orales mejoran estos trastornos.

Otro efecto beneficioso de estos nuevos anticonceptivos es que disminuyen la incidencia del cáncer de endometrio y de cáncer colorrectal y cáncer de ovarios.

Como se ve estos nuevos anticonceptivos orales cuentan con una cantidad de ventajas generando escasos riesgos. Aportan gran eficacia, muy buen control de ciclo y una esos efectos benéficos que enumeramos más arriba.

Buenas preguntas. Nosotros disponíamos pocas variantes y para todos los casos y todas las edades recurríamos a drogas similares, que eran las que disponíamos. Hoy con el avance tecnológico y el desarrollo de la industria farmacéutica, disponemos de buenos anticonceptivos para las diferentes etapas de la vida de la mujer. La mamá que viene a la consulta con su hija adolescente próxima a su iniciación sexual, puede estar tranquila de saber que a su hija le podemos indicar el anticonceptivo adecuado para ella. Con la dosis que evite inconvenientes y efectos indeseados a la vez que le asegure una función anticonceptiva eficaz sin que altere su desarrollo. Está contemplada no sólo la edad sino las características físicas el peso corporal si la adolescente tiene exceso de vello, acné u otras enfermedades; para lo cual tenemos el anticonceptivo indicado.

Llamamos eficacia al no embarazo, estos productos demostraron tener una eficacia de 0,6 embarazos en 100 mujeres en un año. Esto está evaluado con el llamado uso correcto. Pero debemos tener encuenta que en materia de anticonceptivos tenemos el uso típico que es el uso de la mujer en su vida cotidiana en donde suelen ocurrir olvidos. En el uso de anticonceptivos la mujer debe estar bien entrenada y bien motivada.

Pero es bueno hacer esta salvedad; en la adolescencia, sugerimos la anticoncepción dual, una para evitar el embarazo y otra el uso del profiláctico para evitar enfermedades de transmisión sexual como son HPV, HIV, gonorrea, sífilis.

Se trata de un mito; se pasa de un estado al otro sin inconvenientes. Hoy con las dosis de hormonas que tienen los nuevos anticonceptivos no se registra ningún problema. Por el contrario, en mujeres con algún grado de irregularidad menstrual usar anticonceptivos hormonales, madura el eje Hipotálamo-HipófisoOvárico.

Sí, de hecho se usa para fertilización asistida para que la mujer pueda sincronizar ciclos cuando trabajamos en series; es un buen método para pacientes que quedan con folículo residual, ya que el anticonceptivo borra esos quistes.

El gran temor de las mujeres cuando vienen al consultorio es si tomar hormonas va a afectarles mamas y útero con algún tipo de cáncer. Hoy disponemos de muchas experiencias avaladas por trabajos actuales que sostienen que no sólo no producen cáncer sino que ayudan a prevenir el cáncer de endometrio y de ovarios, el cáncer colorrectal. El riesgo es casi nulo, aun tomándolos por años.