Gendarmería impidió el traslado de más de 1750 kilos de marihuana,

Una camioneta blanca circulaba a gran velocidad por las Ruta Provincial 8 de la provincia de Misiones. Una patrulla de la Gendarmería Nacional detectó la situación en horas de la noche y, siguiendo las instrucciones emanadas desde el Ministerio de Seguridad, alertó a los efectivos que realizaban un control vehicular en la zona. Los sospechosos observaron la presencia policial y giraron bruscamente en U, cambiando el plan narco: sin poder trasladar la droga, “enfriaron” más de 1.750 kilos de marihuana entre la vegetación.

El Operativo “Plan B” comenzó ayer por la noche. Personal del Escuadrón 11 San Ignacio de la Gendarmería Nacional -institución que comanda Gerardo Otero- realizaba un patrullaje preventivo en la intersección de las rutas provinciales 7 y 8, en coordinación con la Policía de Misiones, cuando divisaron una camioneta blanca que se dirigía a gran velocidad hacia uno de los controles emplazados sobre el corredor.

Con esa información, los gendarmes que participaban del dispositivo hicieron señales lumínicas con una linterna y el móvil institucional, con el objeto de frenar la marcha del rodado. Pero el conductor, tras dar cuenta del procedimiento, giró bruscamente en U y comenzó a desandar su camino, aprovechando la oscuridad y la complejidad del terreno para escapar. De todas formas, los uniformados divisaron que la caja trasera estaba cubierta por una carpa negra, lo que llevó a montar una operación cerrojo y a sumar refuerzos para rastrillar la zona.

Con el apoyo de patrullas a pie, se llegó hasta un terreno boscoso ubicado a escasos dos kilómetros del Paso del Tigre Puerto Leoni. Allí los efectivos dieron cuenta del aplastamiento reciente de la maleza, lo que llevó a profundizar la requisa. Así fue como confirmaron sus sospechas: la organización narco, tras ver frustrado el transporte de los estupefacientes, había decidido “enfriarlos” entre la vegetación.

En el bosque había 72 bultos rectangulares que despedían un fuerte olor. Con la presencia de testigos, se contabilizaron 1.719 paquetes rectangulares tipo ladrillo. A instancias de la Fiscalía Federal de Oberá, se levantaron las huellas y se trasladó todo el material hasta el asiento de unidad, donde se practicaron las pruebas de rigor. El resultado: 1.750 kilos de marihuana. Un paso más hacia una Argentina sin narcotráfico.

“Auto Fantasma”: narcos descartaron un vehículo con 263 kilos de marihuana

Por otra parte, personal del Escuadrón San Ignacio de la Gendarmería incautó más de 263 kilos de marihuana en otro procedimiento realizado en el barrio San Gotardo. Fue producto de un patrullaje sobre la calle Nosiglia, donde dos hombres bajaron de un vehículo tras percibir la presencia policial y huyeron hacia la zona de montaña.

Se trataba de un Chevrolet Vectra que tenía pedido de secuestro por robo. Al requisar el automóvil, hallaron a simple vista nueve bolsas de arpillera. El análisis más exhaustivo arrojó la existencia de 231 panes de marihuana. El narcotest dio positivo para 263 kilos 64 gramos del estupefaciente.