Estudiantes cayó y volvió a perder terreno

Estudiantes fue por esa victoria necesaria para alimentar sus chances de clasificación pero se trajo una derrota dolorosa 2-0 ante Santos, el líder del grupo F, que lo compromete a un máximo esfuerzo en su próximo compromiso, el 1° de mayo ante Real Garcilaso, una parada brava en la complicada altura de Cusco.

Como se presumía, Santos sostuvo su juego en la posesión y la salida rápida. Con un traslado continuo por ambos flancos, su búsqueda se profundizó multiplicando los intentos para encontrar un resquicio y rodear el vallado defensivo que le opuso Estudiantes.

El equipo de Lucas Bernardi fue fiel a su libreto. Forzó al cerrar espacios y cuando pudo controlar el balón le imprimió aceleración y apuntó su mira a ese contraataque que le permitiera llevar el juego hacia la otra área.

En el cierre de la primera etapa, el momento fatídico. Mala entrega de Dubarbier, el pelotazo largo de Copete y una corrida con impecable control de Gabriel Barbosa (no anotaba desde el 25 de febrero, ante Santo André por el campeonato Paulista) ante una defensa mal parada para definir de zurda y con la cara interna.

En el amanecer del complemento, el otro impacto. Tiro libre de Jean Mota y el cabezazo de Lucas Veríssimo para colocarla al palo izquierdo, lejos del alcance y la estirada del portero.