Entre Ríos : lo procesaron por enseñar a hacer aceite de cannabis

En juez de Paraná entendió que violó la ley al dar tres talleres de cultivo y uso medicinal de la marihuana. En septiembre la provincia adhirió a la ley que ampara utilizarlo. Manejaba un local de venta de productos para cosechar y es militante de la despenalización.

Tres días antes del Año Nuevo el juez federal de Paraná, Damián Ríos, procesó a Iván Malajovich por haber enseñado a cultivar y hacer preparados como el aceite de cannabis durante tres talleres que dio entre 2017 y 2018 a vecinos y vecinas de esa ciudad. Tres meses antes Entre Ríos había adherido, previa votación en la Legislatura, a la ley nacional que prevé el uso medicinal. El problema es que la normativa no incluye el autocultivo y obliga a muchos a traer el aceite a cambio de dólares con un permiso de Nación desde el exterior o a comprarlos en el mercado negro. Otros lo hacen en su casa sin pruebas de qué es lo que tienen.

Malajovic maneja un local comercial donde venden elementos para cultivar y cuidar plantas como el cannabis. Estuvo detenido y recuperó la libertad el año pasado después de que la Justicia le trabó un embargo de 150 mil pesos. La investigación que llevó a los allanamientos, donde la Policía Federal encontró que él cultivaba marihuana, empezaron porque el joven había difundido en redes sociales los talleres e incluso fue entrevistado por un diario. El ex remisero de 33 años ahora procesado es parte de la Agrupación Paranaense de Agricultores de Cannabicos (Apac), un colectivo de usuarios similar a los que hay en el resto del país, incluido Rosario, donde enseñan cómo cultivar y hacer el aceite.

A Malajovic lo procesaron por explicar de la planta y el aceite, pero no por haber hablado en público a favor de la despenalización de las drogas. El juez de la causa entendió que lo amparaba la libertad de expresión. Incluso citó la causa donde sobreseyeron al músico Andrés Calamaro acusado de incitar al consumo en un recital. Fue en 2015 en la capital de Córdoba cuando el ex Rodríguez había dicho: “Que linda noche…” y el público le respondió: “Para fumar un porrito”.