«En Rosario se realizan entre 500 y 580 interrupciones voluntarias de embarazo por año»

Leonardo Caruana, secretario de Salud del municipio, expondrá este miércoles en el Senado. En declaraciones radiales confirmó que en los últimos años en Rosario no ha aumentado el número de abortos legales. Y que los casos se han mantenido constantes en los últimos cuatro años, variando entre 500 y 580 interrupciones voluntarias del embarazo anuales.

Sostuvo que si bien la cifra de abortos no punibles en Rosario es estable, se registran variaciones en la forma y lugar de realizarlos, ya que hay una disminución en los hospitales y, por el contrario, un incremento de casos atendidos en los centros de salud de los barrios, lo que implica la necesidad de servicios de salud accesibles, cercanos y amigables.

En los últimos seis años ninguna mujer murió por aborto en los centros de salud y hospitales municipales de la ciudad. La mortalidad cero responde a dos factores: desde 2007 se puso en marcha la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que la ley argentina permite bajo dos causales, y desde 2012 en todos los centros de salud se entrega misoprostol, la droga recomendada por la Organización Mundial de la Salud para un aborto seguro.