El Salaito está dulce

Argentino venció en casa a Liniers por 1 a 0 y luego de un arranque irregular, suma dos victorias al hilo antes de la fecha libre. La Topadora sigue sin poder de visitante.

Dice el viejo dicho popular, que las rachas están para romperse, pero uno de los dos no podría hacerlo, y ese fue Liniers que sigue sin ganar como visitante.

Por el lado del Salaito, el triunfo acomoda a los de Marcelo Vaquero luego de un mal arranque.

El Celeste de Tablada regaló un tiempo con un planteo que no fue acorde ni al rival ni a los nombres puestos en la cancha.

Un centro que desconcentró a Ammaturo que no se habló con Rosas Quinteros, terminó llegando al fondo donde aparecería Pablo Pereyra para poner el único gol.

En la segunda mitad, con los cambios, Cesar Aguirre desde el banco emparejó el trámite y Liniers lo fue a apretar a un Argentino sólido en defensa.

Más allá de algún sobresalto, el triunfo del Salaito fue justo y llega de la mejor manera a la fecha libre, fecha que La Topadora tendrá que jugar ante Puerto Nuevo.