El Rojo no tuvo piedad y goleó a Atlas

Independiente derrotó por 4-0 a Atlas y se metió en los 16avos de final de la Copa Argentina. Cecilio Domínguez, Mauro Molina, Nicolás Figal y Guillermo Burdisso fueron los autores de los goles del Rojo.

Tan solo 12 minutos tardó en llegar el primer gol del conjunto de Ariel Holan. Francisco Pizzini corrió por la banda derecha, llegó a la altura del área grande y metió el centro para Domínguez, que anticipó a su marcador y con la punta de su pire izquierdo mandó la pelota al fondo de la red.

Dos minutos más tarde, el Rojo aprovechó el envión del primer gol y convirtió el segundo. El paraguayo Domínguez dominó la pélota adentro del área grande, tras una gran asistencia de Pablo Hernández, y asistió al medio a Moliona, que solo tuvo que empujar el balón.

La única ocasión que tuvo en el primer tiempo el equipo que milita en la Primera D se produjo a los 38 minutos. Tras un rechazo corto del fondo del Rojo, luego de un tiro libre, Rodrigo Díaz sacó un remate desde la medialuna que terminó yéndose desviado.

En el comienzo del complemento, y después de una mala salida de Atlas, Fernando Gaibor dejó a Domínguez de cara al arco, pero su definición no fue del todo precisa y el arquero Ricardo Grieger terminó mandando la pelota al tiro de esquina.

Finalmente, el tercero llegó a los 23, cuando Guillermo Burdisso, luego de un tiro de esquina desde la derecha de Gaibor, la bajó de cabeza al medio para Nicolás Figal, que con un frentazo esquinado dejó sin chances a Grieger.

A partir de allí, el partido fue un sufrimiento para el equipo del ascenso, que no hacía pie y todos los ataques de Independiente parecían que iban a terminar en gol.

Desde otro córner ejecutado por Gaibor llegó el cuarto y último gol. A los 35 minutos, el arquero de Atlas tapó un gran cabezazo de Martín Benítez, pero en el rebote Hernández la metió al medio y Burdisso la empujó al fondo del arco.

Los dirigidos por Ariel Holan consiguieron una victoria muy valiosa desde lo anímico, para levantar cabeza luego de dos derrotas consecutivas sufridas en la Superliga (ante Racing y Gimnasia). Ahora, el Rojo espera en los 16avos de final por Patronato o Dock Sud.