El gobernador participó del acto por el aniversario de general Motors

El gobernador Miguel Lifschitz participó este jueves en la planta automotriz de General Motors en la localidad de Alvear, del anuncio de una inversión de 500 millones de dólares para la fabricación de un nuevo modelo de automóvil, en el marco del 20 aniversario de la presencia de la empresa en Santa Fe.

“Se está apostando nuevamente al futuro, con una inversión muy importante desde el punto de vista de la magnitud, con 300 millones de dólares directos más otros 200 millones que se estiman por parte de la cadena de proveedores; es una cifra de impacto realmente muy importante. Pero quizás lo más trascendente de esta inversión tiene que ver con que es una verdadera apuesta a futuro, y a tecnologías de punta”, aseguró Lifschitz.

“Hoy sin dudas es una gran noticia para la Argentina, y para nuestra provincia de Santa Fe. Aun hoy recuerdo hace algo más de 20 años cuando se rumoreaba la posibilidad de que General Motors instalara una planta en Argentina”, recordó.

En ese sentido indicó que hasta mediados de la década del ´90, Santa Fe “no era una provincia con tradición automotriz”, pero “fue proactiva en la búsqueda de lograr esa radicación, y se consiguió el objetivo de la radicación de una gran empresa global en nuestra región”.

“En estos 20 años la empresa no ha dejado de invertir, de ampliar su capacidad productiva y de innovar permanentemente, lo cual ha tenido sin dudas un impacto muy importante”, subrayó el gobernador.

Además, Lifschitz manifestó que desde “Santa Fe se apoyó el proyecto desde el primer momento, porque somos consientes de su impacto, porque produce un crecimiento sustentable en el tiempo, apostamos al crecimiento de la industria; es importante que estas cosas ocurran en el interior, porque permiten imaginar un país más federal desde el punto de vista del desarrollo económico”, concluyó.