El Concejo avanza firme en reducir la tasa que cobra el municipio en la factura de gas

El proyecto que prevé la reducción gradual de una tasa que la Municipalidad cobra en las boletas del gas avanza a paso firme en el Concejo. La idea es comenzar a bajarla a partir del segundo bimestre del año próximo y que desaparezca a fines de 2019.

La semana próxima, la iniciativa será analizada en la comisión de Gobierno, la última de las tres que debe sortear, por lo que podría ser votada por el cuerpo el jueves 5 de julio, antes del receso de invierno.

La propuesta original que impulsaba el edil de Cambiemos Roy López Molina contemplaba quitar todas las tasas de los servicios públicos, pero lo que finalmente prosperó con el aval del oficialismo fue la reducción de dos puntos porcentuales por bimestre, a partir del segundo bimestre del año próximo, en la factura del gas.

La iniciativa avanzó ayer en las comisiones después de una reunión que sostuvo la intendenta con las autoridades de Litoral Gas, y donde se abordó las inversiones para la expansión del servicio en los próximos años.

Allí, los directivos de la empresa de gas ratificaron el proyecto de desembolsar 670 millones de pesos hasta 2020, con la cual estiman se harían las obras que “garantizarían” la cobertura de la demanda. También pusieron de relieve la expansión del gasoducto proyectado sobre la ruta 34.