Destruyen el frente de una clínica de cirugía estética tras la muerte de una mujer

Familiares y amigos de una mujer que murió tras someterse a una operación estética se manifestaron en las puertas de una centro de estética ubicado en Mendoza al 2000 para reclamar justicia. Aseguran que se trató de «mala praxis y abandono de persona».

Allegados a Nancy Basualdo destruyeron con piedras y pintaron con aerosol la fachada del centro de estética y escracharon con fotografías a los profesionales que la operaron.

La mujer de 46 años murió tras infectarse tras la operación estética que se había hecho días atrás. Sucedió el martes 11 de diciembre cuando Nancy no daba más del dolor y fue hacerse atender al hospital ya que el médico que la operó estaba de luna de miel en el exterior y la dejó prácticamente a la deriva tras la cirugía.

La mujer hace más de 20 días se había realizado una liposucción en un centro de estética ubicado en Mendoza al 2000. Tras la operación comenzó a sentir algunos malestares: lo consultó con el médico que la operó vía mensajes de WhatsApp, ya que el hombre se casó y se fue de luna de miel a Chile. El profesional en una de las ocasiones le dijo que vaya a ver a la secretaria del instituto. Nancy acudió al lugar, la chica la miró y le relató al médico lo que veía y éste le dijo que eran bolitas de grasas propias del post operatorio, que se le iban a ir y que el dolor también era normal.

Normal no era. Los dolores se fueron acrecentando hasta que en una de las comunicaciones que mantenía con el médico Nancy le manda un audio llorando que no podía más del dolor. Sin respuestas ni atención correspondiente, fue a atenderse al Hospital Alberdi y de allí la derivaron al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde le diagnosticaron un cuadro grave de infección. “Ya tenía tomada la mitad del cuerpo”, relató Alaniz. “El médico del Baigorria me dijo que si la hubiesen tratado antes esto no pasaba, que la infección le había tomado la cola, las piernas. Murió el martes, tras 20 días de haberse operado aproximadamente”, expresó con dolor su esposo.