Daniel Teglia : “La entrega del equipo es total”

Central Córdoba cayó ante Sportivo Barracas el viernes pasado, y le puso un signo de pregunta a su clasificación al Reducido, que parecía acercarse luego de los buenos resultados obtenidos en el semestre. En la previa al partido con Luján, clave para las aspiraciones del Charrúa, Daniel Teglia no tuvo reparos en dejar en claras las complicaciones que tiene el equipo.

“Un partido difícil de jugar por el piso. No se podía hacer pie. Así y todo, tuvimos un primer tiempo aceptable. Muy sólido el equipo, Barracas casi no llegó. Tuvimos tres o cuatro situaciones, medio a los empujones, un tiro en el palo, un remate de Trejo, dos llegadas más. Y el gol de corner, que creo que fue el primer remate al arco. Nos dejó muy mal, nos pegó fuerte porque terminaba el primer tiempo. Y hubo que hacer un replanteo en el segundo, porque sabíamos de las necesidades del otro equipo y a los 10 minutos estábamos con cuatro o cinco delanteros en la cancha”.

“Se hizo un partido de ida y vuelta que lo tuvimos que proponer así, a nosotros nos servía ganar nomás. Sólo nos sirve en las condiciones en las que estamos. Ahí aparecieron los espacios, los rivales tuvieron más espacio y sobre el final nos hicieron otro gol. Y creo que terminó ganándolo bien Barracas porque fueron inteligentes, administraron bien la pelota y creo que el 2-0 fue justo”.

“Si bien lo fuimos a buscar, no tuvimos claridad. Un poco por el piso y otro poco por las características de nuestros jugadores. Este plantel no tiene enganche, no hay jugadores como para manejar la pelota y administrarla en ese sentido. Y eso lo hemos pagado en muchos partidos, que los cerrás sólo defendiéndote porque no tenés cómo manejar la pelota”.

“Mientras estemos vivos, vamos a pelear. El equipo se entrega. El otro día corrimos con mucha vehemencia, con poco orden, es cierto, pero el partido lo podía. Jugamos todo el segundo tiempo con Sgotti y con Lalo en el otro campo. Teníamos que atacar y atacamos con 7 jugadores casi todo el partido. No queremos tener este tipo de partidos, pero lo que quiero clarificar es que la entrega del equipo es total. Después no hay otra que ganar. Si ganamos, a lo mejor, alguno de los equipos que están ahí pierden puntos. Ya no solo depende de nosotros”.

“Acá nos adaptamos a la enorme cantidad de falencias que hay en el club, en todo sentido y estamos en la Primera C. Tenemos que poner los pies en la tierra y poder ver eso. Central Córdoba tiene 28 futbolistas de los cuales 4 son arqueros, y 14 son jugadores nuevos. Arrancamos bastante complicados. Para colmo, licenciaron a los jugadores base: el arquero, titular, el líder, que era Ledesma, y el que venía a manejar la pelota, que era Grazzini”.

“El trabajo nuestro es administrar el semestre, hacer el mejor papel posible y tratar de tener un club con jugadores propios, con jugadores de abajo, que surjan. Y pelear hasta que las matemáticas nos den. En eso estamos”.

“Se nos escaparon puntos que eran nuestros, por detalles, Midland, Excursionistas, mismo Laferrere. De haber contado con esos puntos, estábamos adentro. Después tuvimos buenos rendimientos, salimos, y nos ilusionamos un poco. Pero seguimos perdiendo puntos sobre la hora, nos pateaban al arco y nos hacían el gol, como con Ituzaingó acá. Perdemos puntos que al plantel no lo desmoralizó, pero los puntos los lamentamos ahora”.

«Ya pensando en el duelo con Luján, señaló que lo trabajan conociendo al rival, como hasta ahora. Tenemos gente en el cuerpo técnico que trabaja de eso. Sabemos de nuestras posibilidades y de nuestras limitaciones. Todos son partidos duros. Los jugadores juegan a muerte, con una entrega total. A veces nos alcanza para rescatar un punto, a veces para ganar, y a veces no nos alcanza. No es cuestión de planificar los partidos y que salga todo como uno desea, porque nunca son fáciles”.

“A Luján el punto le sirve, ellos van a seguir ahí en la pelea. Y como a nosotros nos sirve ganar, se va a presentar un partido, para nosotros, muy vertiginoso. Ir a buscarlo, intentar jugar en campo rival, e intentar ser protagonista atacando. Si eso no te sale, porque el rival te supera, se empiezan a dar otros partidos de acuerdo a lo que sucede en el momento. Eso no es improvisar, lo que propone Central Córdoba está muy claro. A veces porque el rival es muy sólido o no te deja jugar, y terminamos sufriendo los partidos”.