Cambiemos insiste en declarar la emergencia en seguridad

El concejal de Cambiemos y presidente de la Comisión de Seguridad, Gabriel Chumpitaz, adelantó que el próximo jueves llevará a tratamiento sobre tablas el proyecto de declaración de Emergencia en Seguridad. “En los últimos diez meses, hubo más de 500 balaceras en la ciudad. Estamos en un estado total de alerta”, afirmó el edil.

La emergencia en seguridad incluye un paquete de 28 ordenanzas que se aprobó en septiembre de 2016 por un año y que se prorrogó por seis meses hasta septiembre de 2017. “Esto tenía que ver con la posibilidad de contrataciones más sencillas por parte de la Municipalidad, la creación de Asistencia a la Víctima, sistemas de alarmas comunitarias y sistemas de videovigilancia, entre otras herramientas”, detalló Chumpitaz.

“En los Observatorios que realizamos periódicamente desde la Comisión de Seguridad del Concejo en los barrios, los vecinos nos transmiten su preocupación por los permanentes hechos de violencia que se suceden en cada rincón de la ciudad”, señaló el concejal.

En ese sentido, el presidente de la Comisión de Seguridad argumentó que “las estadísticas oficiales reflejan la magnitud del problema. Solo en mes de abril de este año, tuvimos 30 asesinatos. Nos levantamos todos los días y no nos sorprende leer en las noticias que hubo balaceras y hechos de inseguridad”.

“Como representantes de los rosarinos, no podemos mirar para otro lado en esta materia y debemos darle las herramientas a la Municipalidad para que tome, cuando antes, cartas en el asunto. Están dadas las circunstancias para que desde el Concejo declaremos nuevamente la emergencia en seguridad”, continuó el edil.

Por otra parte, Chumpitaz dijo que “Rosario necesita un cambio estructural para atacar la demanda de esta matriz delictiva tan perversa que se centra en la droga. Si el personal policial y los magistrados se encuentran desprotegidos, imaginemos cómo se sienten los rosarinos que se levantan para ir a laburar y no pueden volver tranquilos a sus casas”.

Para finalizar, el edil de Cambiemos llamó a “reconocer el problema y hacernos cargo” y agregó: “Nos encontramos en uno de los peores momentos de la historia de la ciudad en materia de seguridad. La guerra narco es un hecho indiscutible, la vemos a la vuelta de la esquina”.

“Las organizaciones mafiosas y delictivas que operan en Rosario han demostrado que no tienen intenciones de detenerse, por eso, si la intendenta no lidera y conduce un proceso basado en verdaderas políticas de seguridad, nos van a terminar condenando a un futuro que hoy ni lo pensamos”, concluyó.