Barrera y Vergara, con más pena que gloria

En Rosario Central, comenzó el proceso de reconstrucción del plantel para la temporada que viene. En las últimas horas, se reunieron el entrenador Diego Cocca con la cúpula dirigencial y allí empezaron a delinear el Rosario Central que viene para la temporada 2019/20.

Si bien no trascendieron los nombres de los refuerzos que saldrán a buscar, sí se supo que serán (mínimamente) entre cinco y seis, aunque ese número podría incrementarse. Las salidas del club serán muchas más: habrá una limpieza que se llevaría más de diez futbolistas del plantel actual.

Entre los que tienen un pie afuera del club, están los dos jugadores colombianos que arribaron en este último semestre: Jarlan Barrera y Duván Vergara, quienes arribaron con el cartel de refuerzos rutilantes y se marcharían con más pena que gloria.

Jarlan Barrera arribó a préstamo, con contrato hasta fin de año, pero nunca pudo exhibir las condiciones que llevaron a Central a interesarse en sus servicios. Por eso, hay muchas posibilidades de que sea transferido a Brasil: San Pablo y Santos están detrás del volante.

En cambio, el club de Arroyito le compró el pase a Vergara en 800 mil dólares y los derechos federativos pertenecen a Central. Aunque hasta ahora sólo abonaron la primera cuota y hay chances de hacer una renegociación para que regrese al fútbol colombiano.

Otro de los futbolistas que con seguridad dejará la institución es Néstor Ortigoza: el propio DT le manifestó que no será considerado titular y el volante saldría del club, algo que no vería con malos ojos la dirigencia ya que su contrato (que rige hasta fin de año) es uno de los más costosos del plantel.