Alquilar en la ciudad de Santa Fe un departamento de un dormitorio ronda los $7.000

Desde diciembre las inmobiliarias evidenciaron la consulta de parte de los futuros estudiantes universitarios que deciden instalarse en la ciudad de Santa Fe en zonas cercanas a las casas de estudios y con acceso a líneas de transporte.

“Hay una gran demanda en este momento, porque en febrero comienzan a cursar, y hay oferta variada como en los últimos años. Hay variedad, calidad, precio y ubicación”, sostuvo Walter Grovone, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Santa Fe.

Luego de un año en que el sector inmobiliario evidenció su preocupación por la devaluación que generó la escalada del dólar, los alquileres sufrieron una actualización de un 30% en promedio.

Desde la Cámara recalcaron que los valores que se pueden encontrar en alquiler están en consonancia con la oferta.

El mercado santafesino brinda opciones entre las que se cuentan monoambientes que van desde los $5.000 a $6.000.

En tanto los departamentos con un solo dormitorio van desde los $7.000 mientras que aquellos de dos dormitorios arrancan en los $9.000.

Grovone aclaró que factores como las comodidades que posea el edificio, amenities, antigüedad, metros cuadrados también influirá en el costo del alquiler.

“Lo importante es que hay variedad para aquel que se acerque para adaptar su bolsillo a la necesidad de cada uno, sobre todo en estos tiempos que es bastante oneroso enviar un estudiante afuera”,

Al valor del alquiler también se deben sumar aspectos como las expensas e impuestos. En el caso de las expensas lo que varía en gran parte y es sustancial es el hecho de que este tenga o no portero. En caso de que no cuente con el servicio de uno pero que contrate personal de limpieza tres veces por semana, por lo general las expensas no superan los $800 a $1.000 pesos por mes. “En caso de que se cuente con un portero, el valor se duplica ya que es una carga muy importante”, explicó Grovone.

Los impuestos serán proporcionales al tamaño del departamento y antigüedad, generalmente los impuestos que se pagan son la Tasa Municipal, el Impuesto Inmobiliario y Aguas Santafesinas, en el caso del primero este se abona todos los meses, mientras que el resto cada dos.

“Podemos tener de promedio entre $500 a $1.000 pesos tomando como relación el tamaño del departamento”, aseguró el presidente de la Cámara.

Recesiones

Desde la Cámara confirmaron que la crisis hizo mella a través de las cancelaciones de contrato, las cuales se generalizaron desde fines de agosto a octubre, una época y situación poco común para el sector inmobiliario. Mientras que en noviembre la situación se estabilizó y la demanda de alquileres se empezó a notar de la mano de los estudiantes.

En ese sentido Grovone relató que los inquilinos tomaban esta decisión ante el impacto que había generado en su bolsillo los aumentos en los costos de los impuestos, servicios y canasta básica. “Tomaron como una opción bajar el costo del alquiler, se mudaban a lugares más lejanos o chicos, en algunos casos se iban a vivir con sus padres. Pero la crisis la notamos mucho más en septiembre-octubre, ya entrado noviembre-diciembre eso se ha estabilizado hasta ahora”, agregó el consultado.