Abucheado, acusado de traidor y derrotado, así se fue Kawhi de San Antonio

Kawhi Leonard tuvo su noche negra en la NBA en su regreso a San Antonio, en este caso no con la camiseta de los Spurs sino con la de Toronto Raptors: su equipo fue derrotado por 125-107, fue abucheado y acusado de “traidor” por los seguidores del equipo local.

Leonard, que se quedó con 21 puntos (8-13, 0-2, 5-7) y cinco asistencias, no pudo ser factor ganador de los Raptors y además fue hostigado antes, durante y después de partido, mientras que DeMar DeRozan, su “reemplazante”, recibió los gritos de “MVP, MVP, MVP”.

Pero si el rechazo de los aficionados fue algo doloroso y lamentable para un profesional como Leonard, aspirante al premio de Jugador Más Valioso (MVP), más humillante fue la lección y exhibición de juego completo que le dio DeRozan, primer jugador de los Spurs que logró un triple-doble en San Antonio desde que lo hizo Tim Duncan en el 2003.